Las 7 mejores placas eléctricas para cocinar

La mejor plancha eléctrica para cocinar es un auténtico todoterreno. Permite preparar sabrosas comidas en una habitación sin placa de cocción, y también es un elemento de cocina adicional en los días de fiesta, cuando se quiere impresionar a los invitados con platos elaborados y los quemadores de la placa nunca son suficientes.

Muchos modelos también son aptos para caravanas y camping.

Y hoy en día hay quien lo utiliza como sustituto de las cocinas de gas tradicionales, porque el coste del gas natural se ha vuelto prohibitivo.

Comparativa de las mejores placas eléctricas para cocinar

Nuestra sugerencia especializada

En el mercado se pueden encontrar verdaderas joyas tecnológicas que ahorran energía, tiempo y esfuerzo.

En los últimos años, por ejemplo, las tradicionales placas de cocción basadas en el principio de la resistencia eléctrica han evolucionado hacia sistemas de cocción vitrocerámicos.

Pero es la inducción la que abre nuevas perspectivas en términos de eficacia y de mejora del poder calorífico.

Comprar una placa eléctrica para cocinar online

Las placas de cocción individuales con resistencia eléctrica son sin duda las más económicas. Se sitúan en la gama de precios bajos y medios porque esta tecnología está ahora estandarizada.

Puedes encontrarlos en línea por entre 30 y 50 euros. Las placas de inducción individuales oscilan a partir de 50 euros.

Comprar placa eléctrica para cocinar barata

1. Placa vitrocerámica doble portátil Ardes AR1F402

Abrimos nuestro TOP 7 con un modelo muy robusto, elegido porque también se puede llevar de acampada.

Esta placa de cocción calentada por infrarrojos reduce el tiempo de cocción y el consumo de electricidad en aproximadamente un 30% en comparación con una placa de cocción clásica de hierro fundido. Las placas de vitrocerámica tienen un diámetro de 19 cm.

Dispone de dos selectores de potencia con 5 posiciones de calor y de un doble indicador luminoso de disponibilidad. De tamaño compacto (50,4 x 30 x 7,5 cm), puede llevarlo a cualquier parte, incluso de acampada o en una autocaravana. Tiene una potencia de 2400 W.

Superventas
Ardes AR1F602 KOOKIE Duo Cocina de inducción eléctrica 2 zonas de cocción...
  • Cocine los alimentos reduciendo significativamente los tiempos de cocción, con...
  • Seguro: evita cualquier riesgo de quemaduras
  • Panel de control digital con pantalla táctil

2. Cocina de inducción Klarstein VariCook XL

En segundo lugar hemos elegido el modelo de Klarstein porque es muy fácil de limpiar.

Diseñada con una doble placa de cocción, desarrolla una potencia máxima de 3100 W, ajustable en 10 niveles mediante controles táctiles con temperaturas de 60° a 240°C. Las placas de cocción son capaces de reconocer sartenes de 12 a 26 cm de diámetro.

Gracias al temporizador integrado es posible ajustar el tiempo de cocción (hasta 3 horas) o el apagado automático.

Cuenta con un doble sistema de refrigeración y protección contra el sobrecalentamiento, señales acústicas y pantalla LED. Los pies son antideslizantes. Mide 60 x 36 x 7 cm.

Superventas
Klarstein VariCook XL Placa de inducción doble (3100W de potencia total,...
  • FLEXIBLE: La Klarstein VariCook XL es una pequeña cocina de inducción de alta calidad...
  • RENDIMIENTO: Sus 3100 vatios de potencia se pueden distribuir en 10 niveles diferentes...
  • COCCIÓN INTELIGENTE: Uno de sus principales atractivos es la posibilidad de programarla....

3. Cocina portátil Duronic HP2 BK

Para el tercer puesto hemos elegido este modelo de Duronic porque tiene asas integradas.

Tiene una potencia máxima de 2.500 W y es apreciado por su bajo consumo de energía, lo que lo hace apto para su uso con generadores de camping normales. Tiene una estructura de acero y está equipada con dos placas de hierro fundido de 18,7 cm y 15,2 cm de diámetro.

El termostato permite ajustar la potencia del calor generado: 500 W, 1000 W y 1500 W para la placa grande y 350 W, 650 W, 1000 W para la pequeña. Cada placa de cocción tiene un termostato ajustable y un indicador LED para mostrar el tiempo que permanece caliente.

La ligereza de la placa de cocción y las asas integradas permiten manipularla con seguridad. Dispone de pies de goma antideslizantes para estabilizar la placa y proteger el estante del calor generado por la placa.

Superventas
Duronic HP2BK Placa Eléctrica Portátil 2500W con 2 Fuegos (diámetro 187mm y...
  • Duronic dispone de una amplia gama de placas de cocción eléctricas perfectas para...
  • Este hornillo eléctrico está equipado con dos placas de hierro fundido de 187 mm y 152...
  • La placa eléctrica HP2 es compatible con la mayoría de ollas y sartenes, por lo que...

4. Placa de inducción eléctrica Amzchef

En 4º lugar del TOP de elegidos os mostramos este modelo porque tiene controles táctiles integrados.

Su reducido tamaño la hace ideal para quienes no disponen de mucho espacio para usarla y guardarla. Tiene una superficie de cristal negro brillante y controles sensibles al tacto.

La placa de inducción puede funcionar con diez niveles de potencia de 300 a 2000 W y diez rangos de temperatura de 60℃ a 240℃. Cocina rápidamente con un rendimiento térmico de hasta el 93%. El temporizador es ajustable hasta 3 horas.

Dispone de un eficaz sistema de disipación del calor con orificios en dos filas del aparato y un ventilador que enfría la placa inmediatamente.

RebajasSuperventas
AMZCHEF Placa inducción, eléctrica Placa de inducción con Superficie de...
  • 【Cuerpo portátil ultrafino y panel de moda】 La placa electrica portatil tiene un...
  • 【Ajuste de potencia de 10 niveles y función del temporizador】La placa de inducción...
  • 【Compatible con utensilios de cocina magnéticos y seguro para niños】El quemador de...

5. AEG Placa de inducción portátil

La hemos elegido porque tiene una serie de menús preestablecidos que resultan muy útiles.

Ofrece ocho programas de cocción preestablecidos, como sopa, vapor, agua, leche, frito, guiso, barbacoa, gachas. Los botones táctiles simplifican el manejo y la pantalla LED facilita la lectura de los ajustes. Dispone de ocho niveles de temperatura y potencia ajustables entre 80°C y 240°C y entre 200 W y 2000 W.

El temporizador, que se puede programar hasta cuatro horas, es muy práctico. La placa de cocción es adecuada para ollas y sartenes de inducción con un diámetro de 12-28 cm. Los pies antideslizantes garantizan la estabilidad en cualquier superficie.

Superventas
AEG ILB63306FB Placa inducción 3 zonas, Triple zona XL de 32cm, Función Pausa,...
  • Zona de Cocción: Placa de inducción de 60cm con 3 zonas de cocción, una de ellas doble...
  • Función PowerBoost: Permite hervir agua con extraordinaria rapidez (en menos de 90...
  • Función Pausa: Deja en suspenso las zonas de cocción, la temperatura de cada zona se...

6. Placa de inducción de vidrio Ikohs Pro-Pirax

En sexto lugar elegido porque se cocina uniformemente incluso a bajas temperaturas

Con esta placa podrá cocinar de forma más eficiente, ecológica y económica gracias a su cristal de inducción ultrarresistente de grado A+, que aplica el calor exacto y se adapta al diámetro de la sartén, evitando el desperdicio de energía.

Su innovador sistema de inducción SmartPIROX hace que el calor inducido sea continuo incluso a baja potencia, no bloquea la cocción y permite preparar platos a baja temperatura. Los sensores táctiles de precisión facilitan el control de todos los parámetros de cocción.

Superventas
CREATE / PRO-PIRAX / Placa vitrocerámica de inducción, blanco
  • 💯 | PORTÁTIL | Placa de inducción portátil PRO-PIRAX podrás incluso cocinar a baja...
  • ✔️ | COMPACTA | Diseño elegante, compacta, ligera y muy práctica, pero sobre todo...
  • 👩🏽‍🍳 | 24H | Puede cocinar durante 24h, cuenta con 10 velocidades y tiene...

7. Cocina combinada Klarstein TrinityCook Hybrid

Cerramos nuestro TOP 7 con esta placa que hemos elegido porque ofrece tres zonas de cocción con diferentes tecnologías.

La placa de cocción TrinityCook Hybrid tiene tres zonas de cocción: dos de inducción y una de vitrocerámica de infrarrojos. La potencia total alcanza los 3400 W y se puede elegir entre nueve niveles de potencia y temperaturas ajustables de 60°C a 240°C. También hay un temporizador de apagado automático de hasta 3 horas.

Todos los controles están situados en la parte inferior derecha, son LEDs sensibles al tacto y cada uno tiene una función de bloqueo de teclas para evitar el cambio involuntario de los ajustes. La función Stop&Go permite poner en pausa las zonas y reactivarlas con un toque.

Las dos placas de inducción son adecuadas para utensilios de cocina de hasta 21 cm de diámetro, mientras que la vitrocerámica tiene un diámetro de 25 cm. Las dimensiones del marco son 59,5 x 52,5 x 7,6 cm.

Elegir entre una placa de gas, eléctrica o de inducción

Cuando hay que elegir entre una placa de gas, eléctrica o de inducción, naturalmente surgen dudas, porque cada una tiene sus propias ventajas.

Empecemos por considerar sus características y las principales diferencias.

Placas de gas

Las placas de cocción de gas clásicas son las más comunes y baratas del mercado, pero también son las de menor rendimiento y mayor índice de pérdida de energía.

Sus ventajas son su precio asequible, su compatibilidad con todo tipo de ollas y sartenes y, por último, pero no menos importante, el hecho de que funcionan incluso en ausencia de electricidad.

Placas de cocción tradicionales

Las placas eléctricas se dividen en dos tipos diferentes: radiantes y halógenas. El primer tipo funciona gracias al calentamiento de una resistencia eléctrica, el segundo se alimenta de luz halógena infrarroja.

El tipo radiante puede tener una placa de hierro fundido y ambos tipos pueden tener una placa de cerámica, un material indestructible y resistente a las altas temperaturas.

En comparación con las placas de gas, son más prácticas y seguras, no tienen boquillas que puedan obstruirse y son completamente lisas, por lo que son muy fáciles de limpiar.

Placas de inducción

Las placas de inducción también funcionan con electricidad. Están cubiertos por una placa de cerámica, pero están equipados con bobinas especiales que generan un campo magnético que se convierte en calor, lo que requiere el uso de ollas y sartenes adecuadas.

Tienen una serie de ventajas, como la cocción rápida y uniforme de los alimentos y la facilidad de limpieza.

Son ideales si hay niños en casa, ya que son más seguras debido a la baja temperatura que se extiende por la placa de cocción, lo que evita el riesgo de quemaduras.

Rendimiento de las placas de cocción

Para entender las diferencias entre las distintas placas de cocción, imagine que hierve un litro de agua en una olla de 15 cm de diámetro:

En una placa de gas, el agua tarda cinco minutos en empezar a hervir.

Con una plancha eléctrica portátil, tarda de 7 a 8 minutos.

En una placa de inducción sólo tarda tres minutos.

Las placas de inducción son de las más eficientes y, por tanto, las más económicas en cuanto a su funcionamiento, aunque su precio de compra suele ser más elevado.

Cada placa tiene sus propias ventajas, por lo que le sugerimos que haga su elección en función de sus necesidades y prioridades:

  • Consumo de energía
  • Espacio disponible en la cocina
  • Tiempos de cocción
  • Precio

Características de las placas de vitrocerámica e inducción

Veamos ahora las características de estas dos tecnologías de cocción.

Producción de calor

  • Placas vitrocerámicas

Generan calor a través de la resistencia eléctrica que hay debajo. Tardan en calentarse, pero también en enfriarse, lo que permite aprovechar el calor residual para terminar de cocinar.

  • Placas de inducción

Las placas de inducción producen calor mediante ondas electromagnéticas que se forman cuando el fondo de la sartén magnetizable (por ser de hierro) cubre la base.

Esto calienta sólo la sartén, no la superficie de la placa, lo que significa que no hay desperdicio de energía.

Además, independientemente de la forma o el tamaño de la sartén, las placas de inducción de última generación garantizan una distribución uniforme del calor.

Control y velocidad

Tanto las placas de vitrocerámica como las de inducción tienen controles digitales que permiten controlar la temperatura deseada. Pero hay diferencias.

  • Placas vitrocerámicas

Las placas vitrocerámicas tardan más en calentarse, ya que hay una pérdida de calor en la transferencia entre la placa y el utensilio de cocina. Esto prolonga el tiempo de preparación.

  • Placas de inducción

Las placas de inducción calientan los utensilios de cocina al instante, ya que no hay pérdida de calor debido al campo magnético.

Seguridad

  • Placas vitrocerámicas

Después de apagarse, la vitrocerámica tarda en enfriarse. Los últimos modelos incluyen un indicador de calor residual que permite saber qué zonas están aún calientes, evitando distracciones y posibles quemaduras.

  • Placas de inducción

La placa de inducción no se calienta, incluso puedes poner la mano encima cuando está encendida.

Además, se desconecta automáticamente en tres situaciones:

  • Unos minutos después del último uso.
  • En caso de sobrecalentamiento.
  • Si hay una fuga de líquidos.

Ollas y sartenes

  • Placas vitrocerámicas

La vitrocerámica es compatible con todo tipo de utensilios de cocina. Así que si está pensando en sustituir su antigua placa de gas por una vitrocerámica, no tendrá que cambiar sus ollas y sartenes.

  • Placas de inducción

Las placas de inducción sólo son compatibles con ollas y sartenes de fondo plano de material magnetizable, como el acero esmaltado, el hierro fundido y, en algunos casos, el acero inoxidable.

Por lo tanto, no es posible utilizar recipientes de aluminio, cerámica, cobre, arcilla o Pyrex en estas superficies.

Para saber si puedes utilizar tus utensilios en una placa de inducción, el truco es sencillo. Utiliza un imán: si es atraído por el fondo de la sartén, se puede utilizar en la placa.

Consumo

¿Cuánto consumen las placas para cocinar? ¡Veamos ahora!

  • Placas vitrocerámicas

En general, las placas vitrocerámicas consumen menos energía que las placas de inducción. Sin embargo, como tardan más en preparar la comida, pueden acabar consumiendo más energía.

Para evitar el desperdicio, es mejor elegir una sartén con el mismo diámetro que la zona de cocción. Un aspecto positivo es que se pueden encontrar vitrocerámicas con varias zonas, es decir, que incluyen varios diámetros en la misma zona de cocción.

  • Placas de inducción

Las placas de inducción suelen consumir más energía que las vitrocerámicas, pero como cocinan en menos tiempo, acaban gastando menos energía.

Además, el calor se genera sólo en la superficie de contacto entre la placa y la sartén y no hay residuos. Recuerda que siempre tienes la opción de utilizar un horno eléctrico portátil como alternativa.

Limpieza

Ambas placas deben limpiarse después de cada uso, preferiblemente con un paño húmedo. Si hay restos de comida pegados a ellas, utilice un rascador de vidrio específico para estas placas.

No se recomienda el uso de productos químicos, abrasivos o esponjas metálicas.